HISTORIA

Existe en Jalisco una población añeja, centenaria llamada Tequila; situada a 45 km. Al poniente de la bella y señorial ciudad de Guadalajara. En este lugar han sucedido cosas maravillosas que ahora les cuento…

 

Hace más de 700 años una disgregación de la tribu Nahuatlaca proveniente de Mexcaltitan pobló para siempre el valle que existe alrededor del extinto volcán de la tetilla, el de tequila.

 

Ellos presenciaron el rayo que prendió la hoguera  por vez primera asando las piñas de los mezcales que crecen en ese lugar desde hace más de 14 millones de años; esta leyenda quedó como un hecho del nacimiento del “Tepache”, brebaje mágico que debe aguardar pacientemente al conquistador  para ser destilado.

 

Así fue, que en 1530, Cristóbal de Oñate funda la población de Santiago de Tequila y pocos años después es procesado el vino o tepache de mezcal con un destilador rudimentario obteniendo un destilado mestizo al que llamarán “Vino Mezcal” precursor del que ahora se conoce con el nombre del Tequila, dando la población el nombre a la bebida.

 

Cosas maravillosas sucedieron en tequila, pues el impuesto del “Vino Mezcal” generó riqueza tal, que hidrató a la sedienta Guadalajara financiando la obra hidráulica de la ciudad. Se construyó el Palacio de Gobierno del reino de la Nueva Galicia hoy Jalisco. 

 

A principios del siglo xx adopta la bebida el elegante nombre de “TEQUILA”.

 

Esta bebida inspiró a los temas de la época de oro del cine mexicano, cantó con Jorge Negrete, y pedro infante, reía como niño con las puntadas de Cantinflas y lo tomó con su sal y limón la abuela de México Sarita García.

 

Estamos en el rincón de una cantina con José Alfredo Jiménez.

 

y así es como la bebida salió de las fronteras mexicanas para posicionarse como un elixir de gran categoría que lleva en su esencia el espíritu de México.

 

Es sin lugar a dudas el producto más representativo de nuestra patria,

 

UN AUTÉNTICO EMBAJADOR.

Copyright 2016 Tequila Mexita´s